El casco para bicicleta es nuestra principal pieza de protección y en el caso del ciclismo de montaña aún más, ya que nos desplazamos sobre terrenos con piedras, raíces, troncos y otros muchos obstáculos que pueden hacernos caer durante una carrera o descenso.

Para escoger el casco, lo primero que tenemos que hacer es obtener el diámetro de nuestra cabeza para saber que talla nos ajusta mejor. Estas son las medidas más aproximadas para las diferentes tallas:

  • S (small): Alrededor de 52 y 54 centímetros
  • M (medium): Alrededor de 55 y 57 centímetros
  • L (large): Alrededor de 58 y 60 centímetros

Luego de la talla, debemos tener en cuenta cual es la modalidad de que más practicamos ya que su construcción varía dependiendo de esto, toda vez que las velocidades y los impactos varían. Si se practica más de una modalidad se recomienda tener un casco con la especificación para cada una.

Casco para Sendero (Trail) y Cross Country (XC)

Es el más estándar y accesible en cuanto al precio, ya que recordemos que esta modalidad es en la que la mayoría inicia. Son más ligeros y con mayor ventilación ya que está diseñados para resistir impactos menores que los de las otras categorías. Se diferencian principalmente de los cascos de carretera por tener una visera que se puede ayustar y/o remover.

Casco para Enduro

Su diseño es similar a los de Trail / XC pero con una visera más grande y mayor protección hacia atrás y los lados cubriendo más ampliamente la región occipital y temporal del cráneo.

Casco para Downhill

Se les conoce como Cascos integrales ya que cubren completamente la cabeza. Son muy parecidos a los de motocross pero más ligeros. Son los usados por los competidores de downhill, ya que ellos están expuestos a caídas más graves dada la velocidad que desarrollan en bajada y los saltos mayores.

Tecnologías

MIPS (siglas en inglés para Sistema de Protección de Impactos Multidireccionales) consiste en 2 capas, una interna de baja fricción que permite que la externa deslice, absorbiendo parte de la energía del golpe, reduciendo en un 40% la aceleración de rotación de la cabeza cuando golpea el suelo. Esta técnica permite al casco reducir las fuerzas rotacionales causadas por ciertos impactos. En el mercado podemos encontrar cascos de diferentes marcas con la certificación MIPS.

WaveCel esta tecnología desarollada por Bontrager consiste en una estructura de celdas retráctil que cubre el interior del casco. Funciona como una zona de contracción que absorbe la fuerza del impacto antes de alcanzar la cabeza.

Las Turbines de la marca Leatt son pequeños círculos de caucho con forma de turbina, colocados estratégicamente alrededor del interior del casco.

Estas turbinas protegen contra la aceleración lineal y se vuelven más firmes cuando se comprimen. El radio de piezas en el interior se estira si el casco se impacta desde un ángulo oblicuo para reducir las fuerzas rotacionales.

Para terminar, recomiendo no escatimar en precio al comprar nuestro casco ya que nuestra cabeza es muy importante y si sufrimos un golpe grave no podremos seguir haciendo eso que tanto nos gusta el mtb. CX

Facebook Comments
(Visited 110 times, 1 visits today)