La altura del sillín es más importante de lo que podamos pensar. Una altura adecuada con nuestra estatura puede evitarnos lesiones, dolores y hacer más eficiente nuestra pedaleada.

El primer paso es medir la altura de la entrepierna. Para lograr esto, se recomienda hacer lo siguiente: Nos paramos recostados en una pared, colocamos un libro entre las piernas y medimos la altura desde suelo con la piernas juntas y los talones rectos.

Debemos multiplicar la altura de la entrepierna que hemos obtenido por 0.88. El resultado de esta multiplicación lo medimos desde el centro de la biela, en la misma dirección del tubo vertical hasta la parte superior del sillín.

Para probar si la altura del sillín es la correcta, luego de hacer esta medición nos subimos a la bicicleta, pedaleamos hacia atrás, la pierna debe casi estirada pero no completamente.

Facebook Comments
Categorías: Biomecánica