Un buen mantenimiento es clave para preservar nuestra bicicleta, ya sea de ruta o de montaña, en óptimas condiciones. Estos son los errores más comunes que recomiendo evitar:

Engrasar la cadena sin limpiarla. Se debe limpiar primero, luego engrasar cada perno por la parte de arriba y no por los lados. Evitar que caiga aceite en los frenos de disco ya que disminuirá su rendimiento.

No engrasar la tija del sillín. Evitaremos que se pegue al cuadro, la como corrosión y óxido.

Apretar tornillos y tuercas más de lo necesario. Esto puede provocar daños en los propios tornillos, las piezas suelen indicar el torque necesario.

No usar las herramientas adecuadas. Esto amplía el punto anterior, no se requiere tener todas las herramientas de un taller, con un torquímetro de ajustable y llaves intercambiables nos será suficiente.

Presión adecuada de las llantas. Las cubiertas de las llantas indican su mínimo y máximo recomendado por el fabricante, lo más recomendable es tener una bomba de inflar con indicador de presión.

No revisar la cubierta después de pinchar. Es un error común, muchas veces se cambia el tubo y no se revisa la cubierta para ver si la razón del pinchazo sigue ahí.

Guardar la bicicleta sin lavar. Esto se debe hacer para remover el barro acumulado en el cuadro y la transmisión.

Siguiendo estos consejos podremos prolongar la vida útil de nuestra bicicleta que tantas satisfacciones nos da.

Facebook Comments
Categorías: mecánica