La geometría de la bicicleta de montaña la componen la talla del cuadro, los ángulos y las medidas de cada tubo, pieza o parte del cuadro. Determina por completo el comportamiento de la bicicleta. Las geometrías varían dependiendo del tipo de bicicleta. A continuación detallaré los diferentes ángulos y medidas encontrados en las bicicletas:

A. Ángulo de dirección: es el ángulo del tubo de dirección con respecto a la horizontal del suelo. Pueden ir de entre los 70° en las bicicletas de Cross Country, alrededor de 66° para las de enduro, hasta menos de 66° en las de descenso. El ángulo más vertical en las bicicletas de cross country les permite tener mejor contacto con la superficie y mayor maniobrabilidad; mientras que el ángulo menor en las bicicletas de enduro o las de descenso le permite tener mejor agarre en superficies inclinadas.

B. Ángulo del tubo del sillín: es el formado entre el tubo del sillín con respecto a la horizontal del suelo, estos rondan entre 72° y 74°. Este determina la posición del ciclista sobre el eje del pedalier. Los ángulos más abiertos (72°) favorecen las subidas ya que el peso se sitúa más cerca de la rueda delantera, estos son ángulos son más usados en cross country. Mientras que los más verticales (74°) son usados en bicicletas de enduro o de descenso ya que permiten que el peso se sitúe más sobre la rueda trasera. Este ángulo se puede modificar con la tija del sillín que escojamos y también con la posición del sillín con respecto a sus rieles sobre la tija. Tanto el ángulo de dirección como el del sillín determinan la posición del ciclista sobre la bicicleta.

C. Longitud de vainas: distancia entre el centro del eje del pedalier y el eje de la rueda trasera, cuanto menor distancia más óptima será la pedaleada. Con una distancia mayor se consigue mayor estabilidad en bajadas.

D. Distancia entre ejes: es la distancia entre el centro de los ejes de ambas ruedas. Una distancia mayor proporciona más estabilidad para descensos pero menos maniobrabilidad, mientras que una menor distancia entre ejes son más cómodas y con mayor estabilidad. Esta medida es determinada por la suma de todas las anteriores. Hoy en día existen modelos tanto de enduro como de descenso compatibles con piezas que modifican la posición de la rueda trasera y por ende modifican la longitud de vainas y la distancia entre ejes.

E. Longitud del tubo horizontal: es la distancia del eje del tubo del sillín con el eje de dirección. Se mide en línea recta desde el tubo de dirección hasta la prolongación del eje del tubo del sillín.

F. Longitud del tubo de dirección: es la medida del tubo que contiene el tubo de dirección de la horquilla, su distancia mínima es 92 mm, determina la altura del manillar. Sin embargo, la altura del manillar se puede modificar cambiando la potencia y la posición de los separadores.

G. Altura del eje del pedalier: es la altura entre el eje del pedalier y el suelo. Uno más alto hace que la bicicleta sea menos estable, pero ayuda a sortear mejor los obstáculos del terreno. Esta medida cambia en bicicletas con suspensión trasera. Las bicicletas de descenso o de enduro tienen una mayor altura de pedalier.
La geometría es el segundo aspecto más importante a la hora de elegir nuestra bicicleta de montaña después de la talla del cuadro ambas combinadas determinarán nuestra posición en la bicicleta, elegir las medidas adecuadas a nuestra anatomía nos ahorrará cansancio innecesario.

Facebook Comments
Categorías: MTB 101